domingo, mayo 07, 2017

UN ATRACO EVITADO

El mensaje que llegó a su celular la salvó.


Entró en el recinto donde un grupo de personas escuchaba la lectura de la palabra: "La mujer que padece la incomodidad ordinaria del mes, estará separada por siete días. Cualquiera que la tocare, quedará inmundo hasta la tarde..." 
Ella quiere entender pero a lo mejor no sea necesario, pero si el Pastor se esfuerza debe ser por algo.
Se siente defraudando a alguien porque no le parece que sea correcta la impureza femenina, por lo contrario si es correcta ¿porque ya no se utilizan todos los parámetros (muy machistas) establecidos en las lecturas? Le da pena dudar por lo que agacha la cabeza y restregándose la cara pide perdón al Señor en voz baja.
Una hora después al caminar para su trabajo y como le sucede siempre que comienza un pensamiento no sabe de donde proviene, tal vez (se imagina) que es un arreglo de navidad con que inicia una meditación respecto a los ángeles. Le parece que la gente le perdió el sentido, pues los ve muy caricaturizados con sus alitas y espadas. Cuando realmente en las escrituras se describen como personas vestidas con ropas de la época. 
Mientras suspira suena su teléfono que encuentra rapido en la cartera -hola Mario- le habla al aparato con expresión de alegría comentando algunas cosas, mientras por reflejo mira su reloj y su rostro cambia radicalmente. Ve venir un taxi y extiende su brazo abanicando la mano para detenerlo. Se le escapa un  -idiota- al ver que el vehículo de servicio publico amarillo pasaba derecho, luego al poner de nuevo atención en su conversación -no, no es contigo, es que me cogió la tarde para llegar al trabajo- concluyó para despedirse y poner atención a la calle para detener un taxi.

Pasaron quince minutos en donde no pensó en nada diferente a trabajar, a lo lejos vió venir un taxi. Sonó su telefono de nuevo y lo miró. En la pantalla el icono de mensaje de texto titilaba; oprimió el botón que autorizaba la lectura: "cuidado con un mazda amarillo 323 de placas RS... (extendió la mano para hacerle señales al taxi).. que mata a las personas que se suben. No habia más mensajes entonces guardó el teléfono en su cartera y la cerró.
El vehículo se detuvo frente a ella, una señora elegante se bajó. Luego de subirse en la parte trasera le dictó la ruta de viaje, miró frente en la guantera y decia "mazda 323". Sintió un corrientazo en la espalda pero intento mantenerse comoda sin demostrar el panico que la invadia, miró el carton de autorización de ruta y solo pudo leer las tres primera letras RST. Le dijo al conductor que algo se le habia quedado y le pedidio que se detuviera. Así lo hizo, se detuvo y ella bajo afanada dando un paso adelante y solo miro sobre su hombro cuando no lo sintió atras para descubrir que la señora elegante que se habia bajado se subia nuevamente.

Nota : Tomado de un evento real


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Recuerda que es importante el respeto, te agradecemos tus ideas y comentarios.

Seguir por Email

Historias y cuentos

iNuestro

Archivo del Blog

Cuento: Vicio

URRBEL EN TU CASA

Audio