domingo, noviembre 27, 2016

Legalmente rubio

La película explota la capacidad de identificarnos con el personaje victima de menos precio.

El largometraje “Legalmente rubia” del año 2001, protagonizado por Reese Witherspoon y dirigido por Robert Luketic, narra la historia de una acomodada; glamorosa y mimada rubia que tiene como plan para la vida una hermosa familia pero termina estudiando leyes. El argumento de la película se basa en el estereotipo de la poca inteligencia de las mujeres bonitas. La película explota la capacidad (o el entrenamiento milenario) de identificarnos con el personaje débil, menos favorecido o victima de menos precio y humillación. 



Al buen estilo de "Betty la fea" el menos precio al protagonista se les voltea a los "malos" mientras que nuestro querido personaje va demostrando que tiene capacidades que superan las expectativas. 

Yo no se ustedes pero a mi esta historia de "superación" y estigmatización tiene una gran semejanza con la resiente candidatura del señor Trump para llegar a la presidencia de los Estados Unidos. La semejanza radica en que desde antes que ni siquiera fuera una realidad la candidatura del multimillonario desde el programa animado "los Simpson" ridiculizaron la sola idea de que el excéntrico multimillonario dueño de un reinado de belleza optara a ser presidente del país más influyente de la tierra. 

La mayor ironía de este caso es que cuando se supo de la precandidatura los medios cubrieron cada paso que dio el personaje en la sección de farándula dándole una ventaja involuntaria frente a los otros candidatos que solo eran nombrados en la franja de política. Los programas cómicos se lo gozaron hasta el día en que comenzó a disparar improperios políticamente incorrectos pero efectivamente populistas a lo "Chávez". Mas de uno comenzó a rasgarse las vestiduras y antes que cantara el gallo tres veces amenazaron con cambiar de país. 


Hoy el señor Donald, dueño de edificios por todos lados, es el presidente del país del norte y muchos de sus más cercanos colaboradores aseguran que será un buen presidente por que su idea de gobierno no es cumplirle a sus electores, sus aspiraciones son llegar a ser un buen político (de los que prometen y prometen) y algunos dicen que llegó pisando fuerte.

Por Fernando Urrea 

Lea también: Lo politico

Fuentes:

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Recuerda que es importante el respeto, te agradecemos tus ideas y comentarios.

Seguir por Email

Historias y cuentos

iNuestro

Archivo del Blog

Cuento: Vicio

URRBEL EN TU CASA

Audio

Periódicos Regionales